ÓSCAR ALOMAR KURZ

Control biológico por conservación y gestión del hábitat

45.49 KB Download
III Congreso Nacional de Entomología Aplicada • IX Jornadas Científicas de la Sociedad Española de Entomología Aplicada Ávila, 20-24 de octubre de 2003

La mayoría de programas de control biológico de plagas se basan en la presencia espontánea de los enemigos naturales dentro del cultivo y es bien conocido que, para que sean efectivos, es muy importante asegurar una buena relación entre la presa y sus entomófagos. Por ello es muy importante que éstos colonicen el cultivo en el número necesario y en el momento adecuado. Pero muchas veces la eficacia de los entomófagos se ve afectada. El uso de insecticidas de amplio espectro o mediante aplicaciones poco selectivas en el espacio y en el tiempo es el factor más conocido de los que reducen la efectividad de los entomófagos, bien matándolos directamente, o bien por sus efectos residuales. La industria química cada vez está desarrollando productos más selectivos hacia los enemigos naturales que, conjuntamente con aplicaciones restringidas, minimizan su impacto ambiental. Pero también determinadas prácticas de cultivo pueden crear o exacerbar los problemas de plagas al destruir directamente los entomófagos, sus hábitats o hacer que éstos les sean desfavorables imposibilitando su actuación (quema de rastrojos, lindes y márgenes, laboreo, etc). Por ello la primera fase de todo programa de control bilógico debe gestionar estas perturbaciones así como reducir su intensidad y frecuencia.